Reto 2020 Organizado #1. Introducción

Reto 2020 Organizado #1. Introducción

En primer lugar,

No procrastines, ni pensando lo haré luego, ni lo haré en la agenda nueva, ni ahora no se me ocurre nada….coge un folio o papel cualquiera y escribe las lineas que se te ocurran inmediatamente después de la lectura. Indispensable, para cumplir los retos:

PRIORIDAD Y COMPROMISO

Ha llegado el momento de empezar a definir tus objetivos para el Año Nuevo.

¿Por qué cada año pasa lo mismo….? Empiezas con muy buenas intenciones, y luego otra vez igual….estrés, errores….y eso que lo sabías…🙍
!Vamos a acabar de una vez con este bucle!, a hacer que finalmente acabe «El día de la marmota» (has visto la peli??)

Y para eso, hay que empezar las cosas a tiempo. Vamos a intentar cambiar muchos aspectos de tu vida, o al menos te voy a ayudar a que lo planifiques.
Para empezar, darás la bienvenida al próximo año  con una idea bastante clara de en qué querrás ocupar las 24 horas del día.

Pero no te preocupes, no te voy a soltar uno de esos tostones sobre objetivos, prioridades, perspectivas y demás tecnicismos sobre productividad, voy a intentar compartirlo a “mi estilo”.

Precisamente, creo que uno de los obstáculos con los que se encuentra la mayoría de las personas que quieren organizarse, es que los temas sobre productividad están explicados de una forma tan técnica, que la mayoría de ellos piensa: “eso es para ejecutivos de éxito, no para mí”, y no es así.

Uno de los problemas con los que me encuentro a menudo, es que hay mucha gente que acumula gran cantidad de cosas, objetos, cajas, o incluso cantidad de papeles, por la simple razón de que no tiene claro si lo va a necesitar en un futuro. Y el momento de decidirse sobre si se lo quedan o se deshacen de eso, les resulta un calvario.

Realmente, sí, el futuro es incierto, pero si sabes el camino que vas a hacer en los próximos años, cuanto más claro lo puedas visualizar, más claro tendrás si has de deshacerte o no de algo. Como mínimo, tendrás la seguridad para tomar una decisión, y no te importará equivocarte. Porque recuerda: el desorden físico de tu alrededor, provoca desorden mental y viceversa.

Por qué es necesario definir objetivos

Pongamos como ejemplo, que un domingo sales de casa a dar un paseo, y no tienes claro si vas a ir a la playa o a la montaña (tu supuesto objetivo).
No lo has pensado, pero como hay que aprovechar porque hace sol, te lanzas a la calle, sin pensar, porque eres una persona “de acción”😎 .

Lo que puede pasar es que te pongas el bañador, por si acaso, lleves las bambas, por si acaso, la toalla, la sombrilla, las palas y la pelota, la mesa y las sillas de camping…y luego, el azar te lleva a la playa y resulta…que te has olvidado de la crema del sol…Bueno, este es un ejemplo un poco simple, pero en la vida real, aplicado a otros contextos, seguro que te suena el hecho de tener de todo, pero luego no estar del todo preparado/a para la situación real.

Uno de los pasos esenciales para avanzar, hacia algún lugar, es fijarse objetivos, o finalidades, o como lo quieras llamar. Si sales del portal de tu casa, y caminas hacia la derecha es porque te diriges hacia un lugar que está en esa dirección, sino, irías hacia la izquierda, o hacia delante. En situaciones tan obvias es fácil de decidir, pero cuando tenemos que valorarlo teniendo en cuenta quizás, toda nuestra vida, nos perdemos entre los matorrales…

La gente que está realmente organizada y que tiene éxito en la vida, se fija objetivos a largo, a medio y a corto plazo. No todo es cuestión de suerte, o ir rectificando sobre la marcha, eso te hace perder tu valioso tiempo y, en muchas ocasiones, tu dinero…

Es normal no tenerlo claro

Al igual que un escritor, es posible que te sientas bloqueado/a a la hora de decidir cuál será el siguiente capítulo de tu vida. Esto es normal, y le pasa a mucha gente, sobre todo aquéllos que pasan por una situación de cambios sustanciales, en la cual pierden un poco el norte —la perspectiva, o se sienten desorientados/as, como si se hubieran bajado de un coche en marcha…¿te suena?

Una de las situaciones más comunes a día de hoy, es que formes parte de ese gran colectivo que perdió su empleo, y te encuentres que no sabes lo que hacer . Llevabas años trabajando en el mismo sitio, la situación era “una balsa de aceite”. Quien más quien menos, se visualizaba jubilándose allí mismo. Pero de repente todo cambió, y ese presente que estabas viviendo tan cómodo —tu estado de bienestar— se truncó casi sin avisar. Y ahora te ves en la situación de empezar de nuevo, e incluso, ¡de reinventarte! Cuando se supone que tenías que estar con el “piloto automático”… ¿y ahora qué?

O quizás has tenido la gran suerte de encontrar un nuevo empleo, pero no te satisface del todo lo que haces. Sientes que has de ser optimista porque la vida te ha dado una segunda oportunidad, pero no la has aprovechado al máximo y cambiarías algunas cosillas, pero ¿cuáles? Sabes lo que no quieres, pero no tienes claro lo que quieres… ¿es normal?

Pues sí, lo es.

Muy bien, pues vamos a escribir el guión de los siguientes capítulos de tu vida, pero vamos a hacer una pequeña trampa…

¡Vamos a empezar por el final!

¿Cómo por el final? Pues sí.

Tu final feliz

Contenido visible solo para miembros de la tarifa plana

¡Loguéate para poder verlo!

Bueno, ahora te toca a ti. ¿ok?.
Coge un papel cualquiera (ya lo harás mejor), y desarrolla estos 5 puntos.
Cuando lo tengas, tendrás lo que se suele llamar LA VISIÓN de tu vida, a grandes rasgos. Pon el título en la parte superior y archívalo en tu carpeta especial del reto.
En la siguiente lección vamos a ir dándole forma a ese sueño.

TODAS LAS LECCIONES DE ESTE CURSO: